¿Te ayudamos? +34 914 885 525

Soporte
Contacto
Blog


JHT IBÉRICA

Avenida del Sol 8-10
28850 Torrejón de Ardoz (Madrid)
+34 914 885 525
info@jht.es

Deporte y alimentación para la prevención de la obesidad

114
Deporte y alimentación para la prevención de la obesidad

 

El Día Mundial de la Obesidad 2023 se celebra este sábado, 4 de marzo. En Johnson queremos aprovechar la ocasión para recordar la importancia que tiene prevenir la obesidad tanto en adultos como en adolescentes y en niños. 

Como colaboradores de la Fundación España Activa, organización sin ánimo de lucro que tiene como objetivo impulsar la práctica de la actividad física en la sociedad, hoy es la ocasión perfecta para poner en valor los hábitos saludables, en especial desde los primeros años de vida. Debemos luchar contra el sedentarismo y apostar por la actividad física en todas las etapas de nuestra vida. 

El deporte, acompañado de una buena alimentación, nos ayuda a mantenernos en un peso óptimo y a reducir la grasa corporal. No solo contribuye a controlar el peso, sino también a prevenir la diabetes y la osteoporosis. A esto tenemos que sumar que beneficia la calidad del sueño y que mejora la salud mental. 

¿Qué es la obesidad?

Por obesidad se entiende el exceso de peso como consecuencia del aumento de la grasa corporal. Por tanto, una persona será obesa cuando su índice de masa corporal es superior a 30 kg/m²

Otro dato a destacar es que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera la obesidad como una enfermedad grave porque repercute en la salud y, además, está relacionada con afecciones crónicas como las enfermedades cardiovasculares, cardiorrespiratorias, hipertensión arterial o diabetes tipo 2, entre otros.

Este problema de salud pública preocupa mucho ya que el número de personas obesas o con sobrepeso sigue aumentando a nivel mundial. El objetivo principal para hacer frente a esta situación es adoptar unos hábitos saludables que permitan reducir gradualmente la masa grasa y mantener el peso perdido a lo largo del tiempo. 

Modificar los hábitos alimentarios 

Uno de los primeros cambios para combatir y prevenir la obesidad será modificar los hábitos alimentarios. Habrá que apostar por una dieta saludable donde se aumente el consumo de frutas y verduras a la vez que se reduzca el consumo de alimentos con un alto contenido en azúcar y grasas saturadas. 

Más allá de la fruta y verdura (se recomienda cinco unidades al día), también habrá que añadir a la dieta lácteos desnatados, cereales integrales, legumbres, pescado y carne, preferiblemente carne blanca como pollo o pavo por su bajo aporte graso. 

A esto tenemos que sumar la forma de cocinar estos alimentos. Las técnicas más saludables y bajas en grasa son al horno, a la plancha, al vapor, papillote…

Asimismo, habrá que beber al menos un litro y medio de agua al día, así como vigilar las cantidades de los platos e intentar moderar el consumo de sal y alcohol. También es importante realizar cinco comidas al día, tres principales y dos tentempiés para evitar el picoteo entre horas. 

Día mundial de la obesidad

Hacer deporte de forma regular 

Tan importante es adoptar unos hábitos alimentarios saludables como incluir el ejercicio físico diario a nuestra rutina para prevenir la obesidad, así como para mantener el peso perdido a lo largo del tiempo. 

La clave para mantener el deporte en nuestra vida será realizar una actividad que podamos incluir fácilmente en nuestro día a día. Podemos apuntarnos al gimnasio y fijar unos días a la semana para ir. Otra opción es hacer deporte al aire libre como caminar, montar en bicicleta o correr. 

A estas ideas, desde Johnson, te proponemos montar tu propio gimnasio en casa. Si tienes una habitación vacía, podrás utilizarlo para instalar unas máquinas de cardio más algunos accesorios de fitness como, por ejemplo, una cinta de correr, una bicicleta estática vertical y unas mancuernas como, por ejemplo, las mancuernas ajustables

En caso de tener un espacio más reducido, podrás optar por instalar un equipo de cardio (cinta de correr, elíptica, bicicleta estática, remo…) más un accesorio para trabajar fuerza como las mancuernas ajustables. 

Al tener un equipo de fitness en casa, te será más fácil incluir el ejercicio físico en tu rutina ya que tendrás acceso las 24 horas del día los 7 días de la semana. Podrás hacer deporte antes de ir al trabajo, por la tarde o los fines de semana sin salir de casa. Es una excelente medida para prevenir y combatir la obesidad. 

A la práctica de ejercicio físico, podemos sumar actividades a nuestro día que nos ayudarán a llevar un estilo de vida activo. Hablamos de subir y bajar las escaleras en lugar de usar el ascensor, de aprovechar los fines de semana para ir andando a comprar el pan o, en caso de usar el transporte público, ir andando hasta la parada.

¡Súmate a vida saludable! Cuida tu alimentación y haz deporte de forma regular. No solo combatirás y evitarás la obesidad, sino que, además, una vez bajado el peso que te sobra, lograrás mantenerlo a largo plazo. 

To Top
WhatsApp Chat WhatsApp Chat