¿Te ayudamos? +34 914 885 525

Soporte
Contacto
Blog


JHT IBÉRICA

Avenida del Sol 8-10
28850 Torrejón de Ardoz (Madrid)
+34 914 885 525
info@jht.es

30
Plan para adoptar el hábito de entrenar en casa

 

¿Te encanta hacer deporte, pero te cuesta tener una rutina de entrenamientos en casa? ¿Quieres empezar a hacer ejercicio, pero no sabes cómo adquirir el hábito de entrenar en casa? No hay nada como el confort y el bienestar del hogar. Cuando estamos todo el día fuera, lo único que estamos deseando es llegar a casa y ponernos cómodos. Quizá por eso puede resultar tan complicado entrenar en casa. Tenemos infinidad de distracciones desde limpiar la casa hasta tumbarse en el sofá para descansar o ver una serie.

A pesar de todo, nuestro hogar es uno de los mejores sitios para entrenar. Puedes hacerlo cuando quieres, cualquier día de la semana y a cualquier hora. No tendrás que esperar tu turno en las máquinas ni tampoco te encontrarás con conocidos que interrumpirán tu entrenamiento.

¡Comienza a entrenar en casa! Aprovecha todos los beneficios de hacer ejercicio en tu hogar, sobre todo durante el verano, momento donde estamos más limitados para hacer ejercicio en el exterior por las altas temperaturas.

A continuación, desde Johnson Health Tech te vamos a ayudar a diseñar un plan para adoptar el hábito de entrenar en casa. 

Primer paso: diseñar un plan

Lo primero que te recomendamos es diseñar un plan. De esta forma, tendrás más probabilidades de triunfar. Según un estudio de la revista científica British Journal of Health Psychology, el 91% de las personas que planificaron una rutina de ejercicios donde detallaron cuándo y dónde hacían deporte cada semana, terminaron por cumplirlo.

¿Quieres diseñar tu plan de entrenamiento para casa? Es importante crear una rutina donde se combine ejercicios de cardio con fuerza y flexibilidad. Lo ideal es buscar un ejercicio que te guste con el objetivo de convertirlo en un hábito. Así será más fácil establecer una rutina donde poco a poco irás cambiando de ejercicios y de intensidades a medida que avanzas.

Si quieres empezar a entrenar en casa, recuerda empezar de menos a más. Lo importante es moverse. Por ejemplo, en la cinta de correr, podrás empezar por caminar e ir aumentando la velocidad poco a poco según pasen las semanas hasta llegar a correr.

Una vez seleccionado el ejercicio, estable cuándo, dónde y cuánto tiempo. Cuanto más simple sea el plan, más probabilidades de cumplirlo. Podrás establecer unos días a la semana y a una hora concreta. Por ejemplo, los martes y los jueves a las 7 de la tarde podrás hacer el entrenamiento Sprint 8 durante 20 minutos en casa. Si surge algo, reorganízate y traslada ese día a otro.

¡Comprométete con tu plan! Es esencial para que se convierta en hábito y puedas así cuidar de tu salud desde el confort de casa.

Primer paso: diseñar un plan

Segundo paso: claves para que no fracase el plan

  • Crear el espacio de entrenamiento. Dentro del hogar, busca una zona donde puedas moverte cómodamente y sin interrupciones, donde puedas instalar el equipo y tengas sitio para hacer el estiramiento antes y después del ejercicio.
  • Sesiones cortas. Lo primero es adquirir el hábito de hacer deporte. Comienza por sesiones cortas, de unos 10-15 minutos por entrenamiento. Poco a poco descubrirás que quieres dedicarle un poco más de tiempo.
  • Prepara tu equipo. Ten listo tanto la ropa como las deportivas, así como cualquier accesorio que quieres utilizar como música, una botella de agua o una toalla para el sudor. Si vas a entrenar a primera hora de la mañana, déjalo listo la noche de antes. ¡Ayuda mucho!
  • Calendario en el móvil. Al principio, ponte un recordatorio en tu calendario para reforzar la intención de entrenar en casa.
  • Informa a amigos y familiares. No es ninguna tontería. Informa a tus seres queridos de cuándo vas a hacer el deporte. Así no te interrumpirán.
  • Adaptar tu rutina. Es posible que no tengas mucho tiempo libre, lo que significa que para tener una rutina deportiva quizá tengas que dejar algo o reorganizar tu tiempo para aprovecharlo al máximo. Por ejemplo, podrás levantarte un poco antes y entrenar en casa antes de ir a la oficina.

Segundo paso: claves para que no fracase el plan

Tercer paso: priorización

  • ¡Cuidado con las tentaciones! Pueden surgir eventos que impidan entrenar en casa. Anticípate para o bien cambiar la hora o bien el día del entrenamiento. Así podrás continuar con tu compromiso de cuidarte.
  • Constancia. Ser disciplinado a la hora de hacer ejercicio es tan importarte como el propio ejercicio. ¿Sabías que entrenar durante 10 minutos al día 5 días a la semana es mejor que hacer una sola sesión de 50 minutos a la semana al comenzar un hábito de ejercicio? La repetición y la constancia son esenciales para hacer ejercicio regularmente.
  • Entrenamientos HIIT. Apuesta por los entrenamientos de intervalos de alta intensidad. Prueba el programa Sprint 8. Trabajarás duro durante un corto periodo de tiempo, aproximadamente 20 minutos. ¿Quién no puede sacar 20 minutos al día en casa para hacer deporte?

Tercer paso: prioriza

Establecer una rutina de ejercicios requiere de tiempo y de constancia. Un esfuerzo que merece la pena hacer para cuidar de nuestra salud y bienestar. ¿Te animas a entrar en casa?

To Top