¿Te ayudamos? +34 914 885 525

Soporte
Contacto
Blog


JHT IBÉRICA

Avenida del Sol 8-10
28850 Torrejón de Ardoz (Madrid)
+34 914 885 525
info@jht.es

21
Entrenamiento en ayunas ¿sí o no?

 

¿Entrenar en ayunas ayuda a perder grasa? ¿Es realmente cierto? Y si lo es ¿cómo debes entrenar para no poner en riesgo tu salud? Cada vez más gente entrena en ayunas con el objetivo de quemar más grasa. Lo que no saben es que más de uno y más de una lo han pasado realmente mal al hacer ejercicio sin haber ingerido ningún alimento. 

Como todo en la vida, habrá gente que pueda entrenar en ayunas mientras que otros no. Además, hay que tener en cuenta el tipo de ejercicio que se va a realizar, la intensidad y si se está o no acostumbrado al ayuno. Como ves, existen infinidad de factores que pueden influir a la hora de poder entrenar en ayunas o no. 

Lo primero que debemos saber es que entrenar en ayunas significa hacer ejercicio nada más levantarse por la mañana sin ingerir ningún alimento. El objetivo de estos entrenamientos es perder grasa. 

Evidentemente, al no ingerir nada antes de hacer ejercicio, nuestro organismo no tendrá suficiente glucosa en sangre para emplearla como principal vía energética. Por tanto, nuestro cuerpo recurrirá a los depósitos de grasa para obtener la energía necesaria para hacer el ejercicio. Con lo cual, se producirá la pérdida de grasa o lo que es lo mismo, bajar de peso. Eso sí, habrá que cuidar la alimentación porque de nada servirá entrenar en ayunas si después se consumen más calorías de las quemadas. 

A pesar de esto, entrenar con el estómago vacío puede tener consecuencias negativas. Desde Johnson Health Tech te contamos algunos problemas que pueden surgir durante un entrenamiento en ayunas. 

Riesgos de los entrenamientos en ayunas 

Deshidratación. Se pueden sufrir episodios de mareos o afectar negativamente a tu rendimiento. Por tanto, es fundamental mantener una correcta hidratación antes, durante y después de entrenar. Antes de realizar ejercicio, hidrátate correctamente, en especial durante los meses cálidos. 

Olvídate de entrenar al máximo nivel. Nunca hagas un entrenamiento de alta intensidad en ayudas. Este tipo de entrenamiento se puede hacer siempre y cuando se entrene a baja o moderada intensidad. De lo contrario, puedes sufrir una pájara o desfallecimiento, es decir, una pérdida de energía repentina. 

Hipoglucemia. Otro riesgo de entrenar en ayunas es sufrir una hipoglucemia, es decir, que tus niveles de glucosa en sangre bajen a niveles muy bajos. Esto supone un riesgo para la salud ya que se puede llegar a sufrir una muerte cerebral.

Hacer deporte con el estómago vacío no está al alcance de todo el mundo. Antes de optar por esta forma de entrenamiento, te recomendamos consultar a tu médico o nutricionista. 

Entrenamiento en ayunas

Consejos para hacer deporte en ayunas 

Vistos los riesgos que implica entrenar en ayunas, lo ideal es desayunar algo antes de hacer deporte, sobre todo en caso de realizar entrenamientos de alta intensidad o de competir. Dicho esto, es cierto que hay personas que no tienen otro momento al día para entrenar o que no tienen hambre cuando se levantan. En estos casos, recomendamos: 

Buena hidratación. Uno de los aspectos más importantes es hidratarse antes, durante y después de entrenar. Antes de salir de casa, recuerda beber un vaso de agua. Durante el ejercicio, aprovecha los descansos para beber agua. Una vez finalizado el entrenamiento, sigue hidratándote. 

Ingerir algo ligero. Podrás dejar el desayuno contundente para después de entrenar, aunque sí podrás tomarte una pieza de fruta o un lácteo antes de hacer deporte.  

Hidratos de carbono en la cena. Es importante incluir una ración de hidratos de carbono en la cena del día anterior.

Llévate una barrita. En caso de entrenar en ayunas, llévate una barrita energética. Así, en caso de sentir que te faltan fuerzas, podrás tomártela.

Si quieres empezar a hacer deporte en ayunas, recuerda introducirlo de forma progresiva y siempre bajo la supervisión de un experto. Además, se deberán reponer bien las reservas después de entrenar. También es importante tener a mano bebida isotónica o algo para ingerir en caso necesario como puede ser una barrita. Recuerda realizar este tipo de entrenamientos a intensidades bajas-moderadas. 

Asimismo, en caso de mareo, náuseas, debilidad o agotamiento repentino, para de entrenar. 

To Top