¿Te ayudamos? +34 914 885 525

Soporte
Contacto
Blog


JHT IBÉRICA

Avenida del Sol 8-10
28850 Torrejón de Ardoz (Madrid)
+34 914 885 525
info@jht.es

58
¿Cómo afecta la primavera a nuestro rendimiento deportivo?

 

¿Cómo afecta el cambio de estación a nuestro rendimiento deportivo? En unos días cambiaremos de estación, del invierno a la primavera, lo que significa que dejaremos atrás el frío para dar la bienvenida a días más cálidos, soleados y largos. Eso sí, también trae días de lluvias por lo que la práctica deportiva se verá condicionada por las inclemencias climatológicas propias de la primavera. Esta situación puede alterar la rutina del ejercicio si se practica al aire libre.

La mayoría de la gente aprovecha las temperaturas cálidas para ir al campo, la montaña o al parque. Es más, nos encontramos en la época del año donde más gente se anima a hacer ejercicio adoptando así un hábito saludable. Obtendrán los beneficios propios del deporte, pero también de la exposición solar (necesaria para la síntesis de la vitamina D, así como para mejorar el estado de ánimo o nuestro descanso nocturno). 

Aunque la primavera tiene aspectos positivos para nuestra salud, también debemos recordar que el cambio de estación puede afectar a nuestro cuerpo ya que necesitamos un período de adaptación a todos los cambios que nos trae la nueva estación: temperaturas cálidas, adelanto de la hora, alergia… 

Estos cambios pueden alterar el rendimiento deportivo durante unos días o semanas. Desde Johnson te exponemos algunos factores que pueden alterar nuestro rendimiento deportivo con el cambio de estación. Toma nota para adaptar tus sesiones de entrenamiento y reducir el impacto de la primavera en tus objetivos fitness. 

Factores que alteran el rendimiento deportivo en primavera 

Temperaturas cálidas

El calor afecta negativamente al rendimiento deportivo, en especial cuando se superan los 24 º C.  No solo aparecen antes los síntomas de agotamiento por las altas temperaturas, sino que, además, se puede sufrir un golpe de calor. 

Por eso es tan importante protegerse del sol e hidratarse de forma correcta durante el ejercicio para evitar la deshidratación. También se recomienda hacer deporte a primera o última hora del día, cuando hace menos calor. 

Lluvias

Hacer deporte los días lluviosos significa que se debe aumentar la precaución para evitar caídas y resbalones por el suelo húmedo o con barro. En estos días, lo mejor es entrenar o bien en el gimnasio o bien en casa.  

Viento

¿Entrenar en primavera con viento? ¿Cómo afecta al rendimiento deportivo? No hay nada más incómodo que hacer deporte un día de viento. El esfuerzo y desgaste es mucho mayor, por lo que la fatiga aparece antes. Habrá que tener cuidado con la sensación térmica. Al disminuir, corremos el riesgo de quedarnos fríos y, por tanto, se aumentan las posibilidades de lesión (rotura de fibras musculares). Si vas a hacer deporte al aire libre un día de viento, recuerda usar un cortavientos y mantener la hidratación. 

Alergia

Otro gran enemigo de los deportistas con alergia al polen. Picor e irritación de ojos, picor de garganta y nariz, congestión nasal, estornudos, tos, picores, dificultad para respirar, asma… Quienes tengan alergia al polen, verán como su rendimiento deportivo disminuye durante esta época del año, en especial los días con alta concentración de polen. Lo mejor es optar por hacer ejercicio en interiores, o bien en el gimnasio o bien en casa. Contacta con nosotros y te informamos personalmente de nuestros equipos fitness. 

Astenia primaveral

En primer lugar, nuestro organismo necesita adaptarse al cambio de estación, a más horas de luz y al aumento de las temperaturas. Y, en segundo lugar, habrá que adaptarse al cambio de hora, el próximo fin de semana se producirá el cambio de hora. De la madrugada del 25 al 26 de marzo tendremos que adelantar una hora los relojes. 

Es posible sentirse más cansado, irritado, apático, con problemas para concentrarse, con falta de apetito, con problemas para conciliar el sueño o sentirse desganado. Por tanto, es posible que no te apetezca hacer ejercicio físico. Sin embargo, es importante que mantengas tu rutina de entrenamiento ya que te ayudará a activarte y, por tanto, a hacer frente a la astenia primaveral. También se recomienda tomar el sol (15 minutos al día), hidratarse correctamente y descansar mucho. 

En definitiva, una fantástica forma de hacer frente a las inclemencias climatológicas primaverales, así como a la época de alergia, y otros factores es teniendo un gimnasio en casa. Crea una zona de fitness con Johnson. Podrás instalar una cinta de correr, una elíptica, una bicicleta estática o un remo para seguir entrenando los días con altos niveles de polen en el ambiente, así como los días muy cálidos, lluviosos o con viento. ¡Infórmate! 

To Top
WhatsApp Chat WhatsApp Chat